domingo, 5 de diciembre de 2010

culeros...

hijos de toda reculera madre ojalá que se pudran y ardan en las calderas del infierno, sus familiares sufran el peor de los dolores y maldigo a sus hijos y a los hijos de sus hijos hasta infintas generaciones que mil demonios bailen sobre sus cuerpos cercenados, que las voces de toda la gente inocente nunca callen en sus oídos que mil demonios corrompan la inocencia de sus críos por los siglos de los siglos.

Gracias por su atención

1 comentario:

Gaviota dijo...

oops!
de nada!
Creo que el alma ya se siente bien, es mejor sacar todo lo feo...
=)